Cuestionan propuesta de reforma a ley que crea colegio de periodistas

SANTO DOMINGO. El periodista e investigador histórico Miguel Guerrero cuestionó la propuesta de reforma de la Ley 10-91 que creó el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) por entender que como es planteada “vulneraría el clima de libertad y reduciría el derecho a la libre expresión a una elite ya enclavada en los medios”.

Guerrero tildó de “insano propósito” la intención del gremio de pretender evitar que personas ajenas a la profesión laboren en los medios de comunicación.

“Es absolutamente inaceptable que sea un gremio de periodistas el que proponga a un poder del Estado una reforma legislativa que supondría una fuerte restricción al ejercicio del periodismo, que no es más, y siempre así lo ha sido, que una extensión del legítimo derecho de todo ciudadano a expresarse a través de los medios de comunicación sin sujeción a censura o límite alguno”, expone Miguel Guerrero.

En un documento enviado a los medios, recordó que muchos de los más destacados periodistas que ha tenido el país no han salido de escuelas de periodismo y citó los casos de Germán Ornes, Rafael Herrera, Rafael Molina Morillo, el inolvidable Francisco Comarazamy, Freddy Gatón Arce, Alberto Malagón, Julio César Martínez y Orlando Martínez.

Afirmó que pese a no tener un título de licenciados en medios de comunicación los citados periodistas enriquecieron la profesión con su talento y creatividad e hicieron de ella un verdadero sacerdocio.

En cuanto al argumento del presidente del CDP, Adriano de la Cruz, de que los bajos salarios de los periodistas afecta la calidad de sus trabajos por el pluriempleo, Guerrero considera que en esta parte el proyecto de ley “afectaría otro derecho fundamental, que es el de la libre empresa, consagrada como un valor fundamental del sistema democrático.

Explica que “no es competencia del Congreso imponer por ley niveles salariales a una actividad en la que los salarios superan los niveles mínimos establecidos, para el que existe además, por práctica consuetudinaria, otras esferas de discusión”.