Colegio Médico amenaza con huelga contra las ARS

SANTO DOMINGO. El Colegio Médico Dominicano amenazó con realizar un paro en 30 días a las Administradores de Riegos de la Salud (ARS) a las que acusa de intentar monopolizar el sector con “instituciones financieras privadas que la respaldan” y a pesar de que la Ley de Seguridad Social se lo prohíbe.

Afirma que las violaciones de las ARS se llevan a acabo gracias a que los organismos encargados de regularlas “no cumplen con su responsabilidad”.

“Se hace necesaria la intervención del gobierno central, para evitar el caos que se avecina con el sector Salud, provocado por estas insaciables intermediarias, negadoras de los más elementales derechos a la atención medica de los pacientes, a pesar de estos hacer el financiamiento, con este orden agreden a las clínicas, muchas de ellas han ido a la ruina y seguirán desapareciendo, agreden a los pacientes y a los médicos, porque su único objetivo es el lucro”, asegura el Colegio Médico.

En una comunicación de prensa, los galenos acusan a las ARS de violar el acuerdo sobre las glosas, el Código Único para la Práctica Médica, la Ley 111 sobre exequátur y el de la de Seguridad Social al no respetar la facultad del médico y los derechos de sus afiliados sobre la receta médica.

Aseguran, además, que las ARS han bloqueado la modificación de la ampliación del plan básico, para mantenerlo secuestrado en sus decisiones de monopolizar los servicios a la población para negar la cobertura y libre elección a los pacientes sobre medicamentos, procedimientos y pruebas diagnósticas.

“La atención primaria no ha podido iniciar como plataforma de la creación del sistema de salud pública, porque también quieren adueñarse de esta, a pesar de que la Ley de Seguridad Social se lo prohíbe”, indica el CND..

Agrega que la Superintendencia de Salud y Riesgo Laborales (Sisalril) y al Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), facultados para regular la aplicación de las leyes, “no cumplen su responsabilidad”.

Propusieron la modificación de la Ley 87-01, de Seguridad Social, para que el poder de veto pase al Estado, la aplicación y actualización del plan básico, rescatar el valor de la receta médica y el derecho medico a la prescripción, y lograr la actualización de los honorarios y tarifarios de acuerdo a la Ley y ajustarlos a la inflación acumulada, así como respetar la libre elección.