Califican de “irresponsabilidad” del Congreso Nacional separar tema del aborto del Código Penal

SANTO DOMINGO. El abogado José Ricardo Taveras consideró que el sometimiento de un proyecto de ley mediante el cual se aprobaría la despenalización del aborto por las tres causales en una iniciativa separada del Código Penal, con el aducido objetivo de “destrabarlo”, es un acto que pone en evidencia la irresponsabilidad con que el Congreso Nacional ha abordado el conflictivo tema.

Taveras dice que, aunque ciertamente, la medida podría viabilizar el acuerdo bicameral para la aprobación del nuevo Código Penal, no evitará que la nueva iniciativa consiga consenso entre los congresistas “y en consecuencia, dejaría automáticamente despenalizado el aborto en todos los casos”.

El también exdiputado y exdirector de Migración, quien presidió durante siete años la comisión bicameral que realizó los trabajos concernientes al nuevo Código Penal, lamentó que el Congreso Nacional, con su actitud “esté mandando un pésimo mensaje a la nación al considerar que los preceptos constitucionales se interpretan de manera conveniente y no conforme a la soberanía de sus mandatos, que lo vinculan precisamente ellos más que a nadie, que son los primeros que los deben hacer valer, dejando bien sentado que cuando la constitución dice no, es no.”

El también secretario general de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), mediante nota de prensa, expresó que eso es posible porque los legisladores se han abandonado en los brazos de la presión de los grupos de interés, en vez de acogerse a la ciencia como único medio posible para legislar sobre un tema tan delicado como es la protección que el Estado dominicano le debe al bien jurídico de la vida, al estar protegida desde la concepción hasta la muerte.

“Todo, porque nuestro Congreso no acaba de entender, que suspensión de embarazo y aborto son un mismo elemento fáctico, pero en un caso es una salida quirúrgica a un evento clínico "x", y en otro, es un crimen, uno pertenece a la medicina, el otro al derecho penal, por lo que, al actuar de ese modo, se suma inexcusablemente al debate de la torre de Babel que han generado los intereses frente al tema”, considera Taveras.

Precisó que no es cierto que los médicos, en el actual estado legal de la República Dominicana, tengan ningún tipo de responsabilidad penal por el hecho de interrumpir un embarazo, siempre y cuando exista un protocolo clínico que obligue a que así sea.

“(El médico) no sólo porque está amparado y protegido en la normativa legal que regula su ejercicio, para el cual tiene licencia oficial del Estado, sino porque es universalmente admitido por el derecho penal, que los médicos gozan de una causa profesional de exclusión de punibilidad y responsabilidad, en todos los casos en que actúan en tal calidad, por aplicación del principio del mal menor o del efecto indirecto. El congreso no está supuesto a ignorar eso y debe actuar en consecuencia”, asegura.

El proyecto de ley fue sometido por el presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado.