Botar comida en medio de hambre

Santo Domingo. El Banco de Alimentos de República Dominicana registra 3,208 personas de 26 organizaciones que hacen turno en una lista de espera para que se le incluya entre los que reciben raciones alimentarias.

El banco, una entidad de la iglesia católica que tiene como misión mitigar el hambre mediante el rescate y distribución de alimentos, reparte raciones diariamente a 2,300 personas, gracias a las donaciones que recibe de un grupo, no muy numérico, de establecimientos comerciales.

Pero las raciones que reciben, que varían entre las 10,000 y 50,000 libras por mes, son insuficientes para atender toda la demanda de personas que le piden comida.

Mientras ellos esperan, millones de libras de alimentos se van a la basura en el país debido, en parte, a las condiciones socioeconómicas nacionales, pero sobre todo por la poca cultura de donación que se aprecia entre vendedores, consumidores y productores.

Un sondeo realizado entre julio y agosto de 2014 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 336 establecimientos nacionales, arrojó que cada semana 2.5 millones de libras de alimentos se pierden o desperdician en el país.