Si el cáncer de origen laboral fuera reconocido como enfermedad profesional sería la primera causa de mortalidad en el entorno de trabajo

Según datos del Observatorio de las Contingencias Profesionales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, hasta el mes de abril, se han declarado un total de 8.731 enfermedades profesionales, lo que supone un aumento de 981 enfermedades declaradas más con respecto a los datos de abril de 2017 (12,66%). De estas enfermedades, 4.033 han causado la baja del trabajador, 274 más que en el mismo periodo del año anterior, (un ascenso del 7,29%) y 4.698 no han causado, 707 más que en las declaradas el año anterior (17,71%). A la vista de estos datos, UGT destaca que, a pesar del aumento de la declaración de las enfermedades profesionales persiste una infradeclaración que provoca que el coste de su gestión sea cubierto por el sistema público de salud en lugar de por las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social. Un 54% de las enfermedades profesionales declaradas no han causado la baja del trabajador, algo que el sindicato achaca más al temor a la pérdida del puesto de trabajo al endurecimiento de las condiciones para prescribir la baja que aplican las Mutuas que a la aplicación de medidas preventivas en el seno de las empresas. El sindicato señala que la mayor parte [...]