Empleados clínica de Santiago narran que asalto ocurrió en cuestión de minutos

SANTIAGO. Empleados de seguridad y de enfermería de la clínica Doctor Bonilla, ubicada en la calle Independencia casi esquina Duarte de Santiago, relataron ayer que el asalto cometido por desconocidos en la emergencia, del centro de salud, ocurrió en cuestión de minutos.

“Vino un carro y se estacionó en el frente y de su interior salieron dos hombres encapuchados con armas de fuego, encañonaron al vigilante y lo despojaron de su arma y luego obligaron a los médicos, enfermeras y al otro seguridad acostarse en el suelo”, expresó un camillero, quien por razones de seguridad pidió no se le tomaran fotos ni se divulgara su nombre.

Indicó que todo pasó rápido y que cuando todos estaban en el suelo, uno de los asaltantes fue a la caja de pago y obligó al cajero a entregarle todo el dinero en efectivo, y varios celulares.

Asimismo, una enfermera declaró que se llevaron varios teléfonos celulares de empleados y médicos.

Ayer, la dirección y la administración de la clínica Bonilla se negaron a ofrecer declaraciones sobre el asalto, alegando que es un asunto que está en manos de las autoridades policiales y del Ministerio Público.

Dijeron que aunque no pudieron tomar la descripción total del vehículo en que andaban los asaltantes, saben que era un carro color blanco, pero no po tienen datos de su placa ni del modelo.

De su lado, el Comando Regional Cibao Central de la Policía informó que sobre el asalto se han interrogado a varias personas, entre ellos empleados de la clínica y vecinos del lugar, aunque en el área residen pocas familias, porque es un centro comercial.

Tanto en los hospitales públicos como en los centros de salud privados laboran vigilantes privados, quienes portan escopetas y revólveres.