Declaración de prensa Corriente Magisterial Juan Pablo Duarte sobre aspiraciones de Navarro


DECLARACIÓN DE PRENSA 
SI VA A PROMOVER UN PROYECTO PRESIDENCIAL, EL MINISTRO DE EDUCACIÓN ANDRES NAVARRO DEBE RENUNCIAR DEL MINERD 

La corriente Magisterial Juan Pablo Duarte, solicita del Ministro del Educación Arquitecto Andrés Navarro, renunciar a su cargo de ministro, si se va a dedicar a promover un proyecto presidencial, como se ha anunciado a través de distintos medios. 

Consideramos improcedente, el ejercicio de una función tan delicada como  la conducción del Ministerio de Educación en medio de la promoción  de sus aspiraciones presidenciales. Es muy delgada  la frontera entre los intereses y rol de ministro y el proyecto presidencial que impulsa. 

Para nosotros, la Corriente Magisterial Juan Pablo Duarte, la República Dominicana carece del fortalecimiento institucional suficiente  como para evitar  que un funcionario pueda utilizar  su posición publica para provecho de sus aspiraciones  personales y políticas. 

El arquitecto Andrés Navarro, como todo ciudadano, tiene derecho a tener aspiraciones políticas, lo que en dicho caso debe considerar su renuncia  del Ministerio de Educación. Más aun en un momento  en  que la educación dominicana requiere  de una total dedicación si queremos cambiar los escasos resultados  que se están cosechando  en materia de mejoría de la calidad de los aprendizajes de nuestros niños y niñas. 

Entendemos que en la realidad actual del país, resulta inoportuno el ejercicio de una función pública con rango de ministro y el desarrollo de un proyecto de candidatura política presidencial, lo que puede dar pie a que pueda utilizarse de manera voluntaria o involuntaria,  los recursos públicos para favorecer estas aspiraciones. Para nosotros, resulta difuso el espacio entre candidato y ministro. 

Consideremos difícil evita que se haga  proselitismo sobre la base del cargo que ocupa y que la plataforma y  acciones del Ministerio de Educación tiendan a influenciar el electorado a favor  de sus proyecto político. 

Preocupante  el que se vean tentado a utilizar dinero del 4%, en iniciativas que nada tengan que ver  con avanzar en la mejora de la cobertura educativa, el acceso  de todos y todas  al derecho constitucionalmente establecido a la educación. 

Un reconocimiento de esta debilidad institucional, son las quejas permanente de cada periodo electoral en el país, por el uso de los recursos públicos en tareas proselitista.