Buenos Aires despide con ovación al Buena Vista Social Club

Suenan los acordes del piano de Rolando Luna, el público agita palmas y salen a escena los músicos en un desbordado Luna Park que se rindió aquí ante la orquesta cubana Buena Vista Social Club en su despedida. Los adjetivos sobran para describir lo sucedido la víspera en ese emblemático escenario, donde más de nueve mil personas ovacionaron a la agrupación una y otra vez, un público cómplice que cantó, bailó y fue feliz por más de dos horas en una velada que para muchos quedará para la historia. Buenos Aires los acogió como en casa, con un sentimiento entre felicidad y tristeza de saber quizás -como uno de sus grandes boleros-, que este pueda ser el último concierto del Buena Vista, que se despide en su gira Adiós Tour, con la que recorren más de 10 países y llegan al país bajo Nuevos Aires Producciones. La fría noche se calentó dentro del Luna Park y no podía ser mejor: la cadencia del bolero fue elevando con una combinación explosiva de talento, energía y fuerza la fiesta que se avecinaba. Con la potencia y claridad de su voz, y un registro que hacía vibrar al teatro, irrumpió el sonero Carlos [...]